Reducción mamaria: La cirugía plástica más solicitada por hombres chilenos

También conocida como Ginecomastia, tiene un importante rol en la autoestima de los hombres. A esta, le siguen la rinoplastía y rejuvenecimiento facial.

«Los hombres con pechos grandes se ven muy mal y se sientes menoscabados en su masculinidad (…), altera la autoestima, avergüenza y disminuye la seguridad en si mismo de quien lo padece, influyendo drásticamente en sus relaciones interpersonales y en la forma de desarrollarse socialmente». Tal como explica el Dr. Pedro Vidal en su libro La cirugía plástica y usted, la ginecomastia es una problemática que afecta fuertemente a nivel psicológico a los hombres.

A pesar de que la reducción mamaria en hombres suele conocerse como ginecomastia, éste es en verdad el término médico para llamar a los pechos masculinos excesivamente desarrollados debido al aumento de volumen en la glándula mamaria, que se puede asociar a ciertos medicamentos o trastornos hormonales.

Sin embargo, es importante diferenciarlo de la pseudoginecomastia que se refiere al crecimiento mamario en hombres provocado por grasa y no por tejido mamario.

Hoy por hoy, dentro de las cirugías plásticas que se realizan los hombres chilenos (y también en otros países), la más común es la reducción mamaria, que significa un procedimiento ambulatorio, al que se pueden someter pacientes de cualquier edad, con uso de anestesia general suave.

Tiene una duración de entre una a dos horas aproximadamente y la recuperación total es de un mes (actividad física), pero en menos de una semana puede estar de vuelta al trabajo.

Lo que hay que tener en cuenta antes y después de la cirugía

  • Evitar el consumo de medicamentos anticoagulantes una semana antes y después de la operación, como la aspirina e ibuprofeno.
  • Proteja las cicatrices con protector solar durante los próximos dos meses posteriores de la cirugía.
  • Puede volver al trabajo o estudios a los tres o cuatro días después de haberse sometido a una reducción mamaria.
  • Luego de un mes puede retomar la actividad física intensa.
  • No fume por un año luego de realizada la cirugía.
  • Usar la faja y someterse a tratamientos kinesiológicos posteriores serán fundamentales para un mejor resultado. 

Para más información, visite las redes sociales de Clínica La Parva o consulte en el libro La Cirugía Plástica y Usted.