Cirugía «guatita de delantal»: Conoce los distintos tipos de abdominoplastía

Aquí te contaremos en qué consiste y los requisitos para ser una buena candidata para esta operación.

No todas la conocen así. En Chile se habla más de la cirugía para «guatita de delantal», para referirse a la operación que ayuda a quitar el exceso de piel del abdomen luego de haber tenido sobrepeso o después de haber pasado por uno o más embarazos.

El nombre que este procedimiento tiene, es de Abdominoplastía o Lipectomía, que además de retirar el exceso de piel ayuda a reducir la grasa de la mitad inferior del abdomen. Resultado; no más piel suelta, disminución de grasa y estrías. Objetivo; comodidad, salud y facilidad para el aseo corporal adecuado.

Requisitos para un buen candidato para una abdominoplastía

Como toda cirugía, no es llegar y entrar a pabellón. En especial con una abdominoplastía, es un procedimiento que significa riesgos, y para que la o el paciente pueda someterse a una, debe contar con ciertos requisitos para ser un candidato, tal como aparece en el libro «La Cirugía Plástica y usted» del doctor Pedro Vidal.

  • Sobrepeso moderado, obesidad discreta (hasta un 15% de sobrepeso).
  • Indicadores de una buena salud.
  • Tener expectativas reales y entender los riegos inherentes.
  • Aceptar los tiempos de recuperación y las cicatrices asociadas a esta cirugía.
  • En el caso de las mujeres, no planear embarazarse en el futuro cercano.
  • No puedes ser un fumador o fumadora.

Tipos de abdominoplastía

Como también explica el Dr. Vidal, existen diferentes tipos de cirugía para la «guatita de delantal», aunque todas ellas tienen como objetivo eliminar el exceso de piel, reducir tallas, mejorar aspecto de caderas y contorno corporal.

  1. Abdominoplastía con succión o Lipoabdominoplastía:
    Es la más frecuente y produce los mejores resultados. Ésta se refiere a la abdominoplastía con liposucción en los costados del abdomen y sobre el ombligo, antes de quitar el exceso de piel, para que «la pared abdominal se vea juvenil, firme y más atractiva».
    Es importante estar consciente que son dos operaciones, no una.
  2. Abdominoplastía en «Flor de lis» o «Ancla» 
    Esta es para personas que tienen cicatrices en el abdomen producidas por cesáreas verticales, o que han tenido cirugía bariátrica. Lo que el cirujano hace es eliminar «el delantal abdominal con una resección en T invertida», sumado con una liposucción al mismo tiempo.
    Este procedimiento es más complejo que una lipoabdominoplastía.
  3. Abdominoplastía secundaria
    Básica y simplemente, es para aquellos pacientes que han tenido una abdominoplastía previa, pero con resultados poco satisfactorios.
  4. Mini – abdominoplastía 
    ¿Mini? ¿Así como pequeña? Algo así, pero no menos compleja. Se llama mini abdominoplastía aquella cirugía que es para personas muy delgadas, que no han tenido hijos, que no tienen separación de la musculatura abdominal pero tienen exceso de piel.
    «Es una cirugía bastante excepcional para muy pocas pacientes».
  5. Abdominoplastía clásica
    Sin liposucción, se elimina el delantal abdominal. Puede contar, si lo requiriera, con procedimientos para tensar la musculatura de la pared abdominal. Esta cirugía es para personas muy obesas que, según explican en el libro, «tienen razones médicas más que estéticas para operarse».
    Los resultados son muy buenos y la operación es más rápida.