Cirugía Plástica y obesidad

La obesidad es un problema que afecta hace varios años a personas de todo el mundo. Existen muchas alternativas para evitarla, como especialista y profesional de la salud aconsejo mantener una buena alimentación y ejercitarse diariamente.

Con el paso del tiempo el exceso de grasa trae consigo una serie de enfermedades que incluso pueden producir la muerte, por lo que es necesario que la persona se cuide para no poner en riesgo su vida. Lamentablemente en nuestro país ocurre algo similar a lo que pasa en el resto del mundo. Los números preocupan, ya que aumentan año tras año. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, hasta fines del año pasado un 64,7% de los hombres chilenos y un 63,1 % de las mujeres padecía sobrepeso. Es decir más de la mitad de las mujeres y hombres de Chile tienen obesidad.

Desde el punto de vista de la Cirugía Plástica, hay varias opciones para ayudar con esta condición. El paciente debe pasar por una evaluación previa para poder decidir si es un buen candidato a una de estas operaciones:

1.- By Pass Gástrico y Gastroplastía: consiste en reducir el tamaño del estómago haciendo que los alimentos consumidos pasen directamente de este al final del intestino mediante una unión llamada Bypass. Con esto se disminuye la absorción de calorías y nutrientes.

2.- Banda Gástrica Ajustable: éste es un método restrictivo por lo cual se requiere de una colaboración del paciente, quien se debe encargar de comer bien, hacer ejercicio y perder peso para lograr un resultado exitoso.

3.- Balón Intragástrico: es uno de los tratamientos más riesgosos para tratar la obesidad. Recomiendo recurrir a este método cuando sean casos extremos. Es transitorio y su duración es de sólo 6 meses.

Evite exponerse a estas situaciones; cuide su alimentación y procure ejercitarse de manera diaria para evitar tener obesidad o sobrepeso.

Si le interesa alguno de estos procedimientos agende su evaluación aquí.

¡Lo espero en Av. Las Condes 13.305!

¿Qué es el Mommy Makeover?

El embarazo es de las experiencias más lindas que las mujeres pueden tener.

El proceso en sí trae cambios hormonales, aumentos y bajas de peso. Además, se experimenta el trabajo de parto, cesáreas en algunos casos, amamantamiento, comidas a deshoras y muy pocas horas de sueño. Todo esto provoca que muchas se sientan disconformes con su cuerpo.

La Cirugía Plástica es una aliada para ayudar a mejorar la apariencia luego de un embarazo. Mommy Makeover consiste en una serie de intervenciones que modelan el cuerpo post parto. Este procedimiento incluye cirugías como: Levantamiento Mamario, Liposucción Abdominal, Abdominoplastía, Liposucción y Suspensión de la Pubis y Rejuvenecimiento de Genitales Externos.

Cada vez son más las mujeres que llegan a mi consulta preguntando por esta cirugía. Una paciente que vino hace un tiempo me dijo: “yo sé que todos me quieren, pero ahora necesito quererme yo”. Eso es lo que muchas buscan, la propia aceptación.

Si quiere más información o está interesada en este procedimiento, solicite su evaluación aquí.

Con mucho gusto la recibiré en mi consulta.

¡La espero en Clínica La Parva!

Cinco mitos sobre los implantes mamarios

El Aumento Mamario es una de las cirugías plásticas más frecuentes. Existen dos tipos de prótesis: el primero es a base de suero fisiológico, mientras que el segundo está hecho con gel de silicona, siendo éste el preferido por las mujeres. Sin embargo, existe una gran cantidad de mitos entorno a los implantes, los que voy a derribar ahora:

1.- Cambio de prótesis cada cierto tiempo:

La respuesta es que no existe un tiempo estimado para cambiarlas, ya que no hay ningún tipo de inconveniente con su uso. Pueden ser utilizados todo el tiempo que sea necesario.

2.- Alergia a los implantes:

Cuando se ponen implantes mamarios en el cuerpo de la mujer, es el mismo organismo el que se encarga de aislarlos debido a que los rodea, evitando que se produzca alguna alergia. Del mismo modo, la silicona es bien tolerada por las pacientes.

3.- El uso de implantes produce problemas con la lactancia:

Muchas mujeres embarazadas con implantes mamarios se preocupan en el momento de amamantar. La prótesis mamaria es muy bien aceptada durante el embarazo y no interfiere en nada con la lactancia.

4.-Viajar en avión es peligroso:

Muchos dicen que las mujeres con implantes mamarios tienen dificultades a la hora de viajar en avión, algunos llegan a creer que las prótesis pueden explotar debido a la presión  mientras vuela. Debo destacar que es falso, esto no implica ninguna complicación ni para la mujer como para los implantes.

5.- Pérdida de sensibilidad:

Comúnmente el tener implantes mamarios no generan ningún efecto en la paciente. Pero existen algunos casos en donde la prótesis es muy grande lo que hace que la piel se estire al igual que los nervios sensitivos, esto provoca una leve pérdida de sensibilidad, pero en la mayoría de los casos esto no ocurre.  

Si está interesada en este procedimiento, agende su evaluación aquí.

Con mucho gusto la recibiré en mi consulta de Clínica La Parva, ubicada en Av. Las Condes 13.305, Santiago.

Tres aspectos claves para que una cirugía plástica resulte exitosa

La Cirugía Plástica, como todo procedimiento quirúrgico, puede tener ciertas complicaciones. Es por esto, que siempre recomiendo informarse previamente antes de cualquier intervención. Es muy importante estar al tanto de todos los pro y los contras que una operación de este tipo puede generar.

La Sociedad Chilena de Cirugía Plástica presenta el “Triángulo de la Seguridad” que está comprendido por 3 factores:

  1. Paciente informado: como en diferentes aspectos de la vida, es su deber informarse adecuadamente acerca del procedimiento que eligió. Le recomiendo resolver todas sus dudas y preguntar lo que estime necesario a su doctor.
  2. Cirujano plástico certificado: en nuestro país la Universidad Católica y la Universidad de Chile son las instituciones válidas para entregar esta certificación. Al igual que la Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas y la Superintendencia de Salud. Recuerde que está poniendo su cuerpo en manos de otra persona, así que siempre verifique la certificación de su médico.
  3. Establecimiento autorizado: antes de ingresar a pabellón, debe confirmar que ese centro de salud esté acreditado por la Superintendencia de Salud y el Ministerio de Salud.

Infórmese, pregunte e investigue. Si quiere más información o está interesado en algún procedimiento, agende su evaluación aquí

Con mucho gusto lo recibiré en mi consulta ubicada en Av. Las Condes 13.305, Santiago.

La Cirugía Plástica no es un juego

En el último tiempo ha cambiado considerablemente la percepción de las personas hacia las cirugías plásticas. Las nuevas técnicas y el desarrollo de insumos más avanzados permiten que los procedimientos sean más rápidos y seguros, y que la recuperación sea más pronta.

Sin embargo, cualquier tipo de intervención tiene riesgos que el paciente debe conocer previamente. No todas las personas reaccionan de la misma manera, por lo que la solución para un caso puede que no se pueda aplicar en otra persona. El paciente debe hacerse exámenes, estudios y analizar detenidamente con el cirujano los factores que permitirán que este cambio se realice.

Debe ser muy riguroso con su elección, tanto con el Cirujano Plástico como con el centro de salud donde se realizará el procedimiento. Muchas veces se topará con promociones, descuentos o consultas gratis, pero le recomiendo no experimentar con su cuerpo y salud, ya que lo barato cuesta caro.

He tenido muchos casos de pacientes que llegan a mi consulta acomplejados por los resultados obtenidos, algunos casos llegan a ser desastrosos. Deciden viajar a países extranjeros, debido a que los costos de las cirugías son más bajos y accesibles, pero toman esta decisión sin pensar en las consecuencias que pueden traer. No conocen al equipo médico a cargo, su experiencia ni el lugar donde realizarán el procedimiento. Se guían con supuestas fotos de resultados, que muchas veces resultan ser falsas.

Si usted está interesado en hacerse una cirugía, procure informarse adecuadamente. Cuéntele al cirujano sus motivaciones, sus dudas, y permita que el especialista le aclare todas las inquietudes que tenga respecto al proceso, la recuperación, los riesgos y cuidados que implica un procedimiento. Considere incluso una segunda opinión si no está convencido o seguro, recuerde siempre que estamos hablando de la salud y bienestar de su cuerpo. Obedezca los consejos y recomendaciones entregados por los especialistas a cargo de la recuperación y mantenga una comunicación permanente con el cirujano y su equipo, de esta forma estarán al tanto de todo lo que le ocurra y podrán asistirlo correctamente.

Si está pensando en una cirugía plástica, por favor agende una evaluación conmigo aquí, para ayudarle a resolver sus dudas.

Con mucho gusto lo recibiré en mi consulta de Clínica La Parva, ubicada en Av. Las Condes 13.305, Santiago.

Aclarando mitos de la Liposucción

La Liposucción es uno de los procedimientos más solicitados en cirugía plástica. Cada vez se populariza más esta técnica para moldear la silueta extrayendo grasa o tejido adiposo de difícil eliminación. Sin embargo existen numerosas creencias en torno a este tratamiento, producto de la falta de información o publicidad errónea, haciendo que algunos pacientes no se animen a realizarlo o, por otro lado, los incentiven a pedirlo sin ser realmente necesario.

A continuación aclararemos algunos conceptos que no tienen relación con la realidad:

1.- La Liposucción sirve para bajar de peso: FALSO.
Este procedimiento se utiliza para modelar el contorno corporal, eliminando grasa ubicada en partes específicas del cuerpo difíciles de remover, aún con dietas y ejercicio. Sin embargo, posterior a la operación, y viendo los buenos resultados puede convertirse en un estímulo para que el paciente mejore sus hábitos alimenticios y estilo de vida para mantener su nueva silueta.

2.- La anestesia local es más segura que la anestesia general: FALSO.
A pesar que la lidocaína es la forma más segura de anestesia local, su uso en exceso representa un riesgo enorme. La anestesia local debe usarse sólo para pequeñas cirugías. Los procedimientos de mayor complejidad y duración sólo deben realizarse en clínicas con medidas de seguridad adecuadas y bajo la supervisión de un anestesiólogo acreditado.

3.- El resultado podrá apreciarse en dos semanas: FALSO.
Un gran número de pacientes evoluciona en períodos más largos, que pueden ser meses. La mayor parte del cambio se produce al tercer mes, pero seguirá variando y mejorando con el tiempo.

4.- La celulitis e irregularidades desaparecen: PARCIALMENTE FALSO.
Es necesario aclarar que la liposucción no es capaz de hacer desaparecer todas las irregularidades de la piel y tejidos subcutáneos, sino que las mejora parcialmente. En algunos pacientes con muchas irregularidades puede que haya que repetir los procedimientos meses después para mejorar los resultados.

5.- La liposucción es fácil y la puede realizar cualquier médico: FALSO.
No existe ninguna intervención quirúrgica “fácil”. Como cualquier tarea, requiere práctica y años de entrenamiento. Es la experiencia, el conocimiento y dedicación del cirujano plástico acreditado lo que dará un buen resultado.

6.- La láser-lipólisis es más efectiva y menos invasiva: FALSO.
Estudios científicos y la práctica quirúrgica han demostrado que no existe diferencia alguna con la liposucción tradicional; de hecho, luego de usar el láser se debe hacer el mismo procedimiento, es decir, retirar la grasa. La láser-lipólisis es una técnica como cualquier otra, promocionada por el marketing para pequeñas liposucciones, donde se hace una aspiración mínima de grasa, lo que explica la rapidez de la recuperación del paciente.

Si está interesado en este tratamiento, agende su evaluación aquí.

Con mucho gusto lo recibiré en mi consulta de Clínica La Parva, ubicada en Av. Las Condes
13.305, Santiago.

La cirugía plástica le da una nueva vida

Un procedimiento de cirugía plástica responde a la necesidad del paciente de cambiar algo con lo que no se siente cómodo, ya sea de nacimiento o como consecuencia de la percepción que tiene de su propio cuerpo, con la finalidad de mejorar su autoestima.

Es una decisión personal: se realiza por un interés genuino del paciente, no para complacer a los demás. Lo importante es que esta determinación sea tomada con mucha seguridad por parte del paciente y de manera informada.

La evaluación con un cirujano plástico certificado es fundamental: es el profesional indicado para orientar al paciente, aterrizar sus expectativas, informarle adecuadamente acerca de lo que se puede y no se puede realizar, que conozca los riesgos del procedimiento, como también sus consecuencias. Luego de una cirugía es normal que se mantenga el contacto entre el paciente y el equipo médico para así poder evaluar de cerca su evolución y orientarlo con sus dudas e inquietudes.

Una conversación honesta, franca y directa con el cirujano es el primer paso para afrontar esta gran decisión.

Si está interesado en un procedimiento, agende su evaluación aquí.

¡Con mucho gusto lo recibiré en mi consulta de Clínica La Parva!

Acompañamiento responsable

Un procedimiento quirúrgico es una decisión importante: se realiza para aliviar un malestar, tener mejor salud, y en el caso de una cirugía plástica, busca mejorar la imagen que el paciente tiene de su cuerpo. Por los cambios que involucra, debe sentirse comprendido y apoyado por su entorno cercano.

Sin embargo, el familiar o amigo que acompañe al paciente al momento de realizarse el procedimiento debe tener ciertas consideraciones.

Acá van algunos consejos útiles:

1. Entregue sus datos personales (nombre y número de celular) a la enfermera para que esté informado acerca del fin de la cirugía y la recuperación de su familiar.

2. Durante la operación puede esperar en la cafetería de la clínica o en la habitación de su familiar o amigo, mientras éste llega desde la unidad de recuperación.

3. Nunca espere a la salida del pabellón: no está permitido, entorpece el paso de camillas con pacientes y contribuye a contaminar el ambiente con bacterias, aumentando el riesgo de infecciones.

4. Si la operación es larga se recomienda dejar al paciente en la clínica, y que el acompañante vuelva a realizar sus actividades normales de estudio o trabajo, o a su hogar. Que esté tranquilo, su familiar/amigo está al cuidado de profesionales y con todas las condiciones para una pronta recuperación. La enfermera o alguien del equipo médico lo ubicará telefónicamente para informarle acerca de la situación, la documentación necesaria que debe tener a mano y los cuidados necesarios para trasladar al paciente a su casa. Asegúrese que el teléfono esté encendido, con carga y señal suficiente para recibir llamados.

Lo principal es ser criterioso, conversar con el doctor para anticiparse a las necesidades del recién operado y velar por su comodidad y bienestar.

Si está interesado en un procedimiento, agende su evaluación aquí.

¡Lo espero en Av. Las Condes 13.305!

¡Infórmate antes de tomar una decisión!

En mi consulta recibo pacientes que buscan un cambio en su vida, pero no siempre consideran todo lo que implica una cirugía. Por pequeño o simple que parezca, cada procedimiento implica un riesgo o posibles complicaciones que el paciente tiene derecho a conocer.

La evaluación con el médico es fundamental. Cada persona es distinta, con sus propias características de forma, tamaño, estructura ósea, tipo de piel, entre otros factores, por lo que ningún caso es igual a otro. El Cirujano Plástico debe hacer un análisis especializado y responder adecuadamente las dudas.

Es deber del paciente recurrir a un Cirujano con experiencia y totalmente competente con la cirugía a realizar; que sea capaz de entregar la información necesaria, con todos los resultados y riesgos que implica el procedimiento, y que asegure su bienestar e integridad física.

Acreditación e instalaciones

Es fundamental saber que los únicos médicos certificados para realizar una cirugía plástica estudian cirugía general y luego se especializan en cirugía plástica, siendo las Universidades Católica y de Chile las que entregan este título. La Corporación Nacional Autónoma de Certificación de Especialidades Médicas (CONACEM) también provee una certificación a los profesionales que han realizado un adiestramiento equivalente al de las universidades, así como la Superintendencia de Salud.

Junto con esto, es importante conocer la identificación del equipo médico (anestesiólogo y enfermera) y que este cuente con la debida acreditación para asistir en la cirugía plástica.

Además, el lugar donde se realizará la intervención debe cumplir con la normativa que exige la Superintendencia de Salud y el Ministerio de Salud para su funcionamiento.

En casos específicos (como implantes de silicona, rellenos faciales o toxina botulínica) los pacientes pueden solicitar información acerca de la calidad de los procesos y registro del origen del producto, respectivamente. Si la cirugía es de mayor complejidad es imprescindible que el recinto cuente con UCI/UTI, banco de sangre y hospitalización, para atender cualquier urgencia que pueda ocurrir antes, durante y después de la intervención.

Un paciente informado es un paciente responsable.

[default_button link=»http://www.cirugiaplastica.cl/contactanos/»]Solicite una evaluación conmigo[/default_button][vc_empty_space][vc_column width=»2/3″ css=».vc_custom_1516738865683{padding-right: 5px !important;padding-left: 10px !important;}»][vc_column_text css=».vc_custom_1516738354166{padding-right: 5px !important;padding-left: 10px !important;}»]

Si tiene más dudas, podemos resolverlas en mi consulta. Agende su evaluación aquí.

¡Atenúe sus cicatrices!

Sé que las cicatrices son un gran dolor de cabeza para muchos. Y una gran preocupación a la hora de una cirugía. Mis pacientes siempre me preguntan cómo evitar que éstas adquieran una mala forma, por lo que yo recomiendo evitar ciertas cosas como el consumo de tabaco y la exposición directa al sol. Pero hay factores que influyen considerablemente,
como la genética, el tamaño que éstas tengan y la edad de la persona.

Para atenuarlas existen dos técnicas: revisión quirúrgica y tratamientos dermoestéticos. Con una breve cirugía se pueden atenuar aquellas cicatrices que han adquirido una forma indeseada. Complementariamente se pueden tratar con Dermoabrasión e IPL Luz Pulsada​.

El primer procedimiento consiste en remover las capas superficiales de la piel, dejando el tejido sano al mismo nivel de la cicatriz. Y el segundo consta de estimular la producción de colágeno a través de una luz de banda ancha que provoca un efecto rejuvenecedor.

Todas estas alternativas son excelentes a la hora de minimizar las cicatrices. Algunos de mis pacientes las han probado y los resultados han sido sorprendentes.

Recuerde que en Clínica La Parva tenemos un Centro de Dermoestética especializado en todos los problemas de la piel. Para más información haga click aquí.

¡Lo espero en Av. Las Condes 13.305!