Blefaroplastía o cirugía de párpados

Con el paso de los años la piel de los párpados se adelgaza y tiende a arrugarse, la grasa periocular y de los pómulos se reabsorbe y la grasa contenida tras los párpados se vuelve más visible por la relajación de los músculos situados alrededor de los ojos lo que produce las “bolsas de ojos” y el aspecto cansado característico. El tratamiento indicado en estos casos es la blefaroplastía.

La blefaroplastía es una intervención quirúrgica que puede llevarse a cabo en el párpado superior, el inferior o ambos, asociando en ocasiones un procedimiento llamado suspensión frontal. La intervención del párpado superior elimina el exceso de piel existente, a nivel del párpado inferior se extraen las pequeñas bolsas de grasas y el exceso de piel cuando este es importante; al asociar la suspensión frontal se incluye la elevación de la cola de la ceja.

La blefaroplastía es un procedimiento ambulatorio que se realiza en algo más de una hora. Si se asocian otros procedimiento quirúrgicos, como por ejemplo rellenos faciales, o bien es necesario utilizar anestesia general, el paciente deberá hospitalizarse durante 24 horas. El resultado permite observar un agradable efecto de descanso facial. En pacientes muy jóvenes con bolsas grasas visibles se practica su resección de manera ambulatoria en una operación que se lleva a cabo por dentro del párpado por lo que no queda cicatriz alguna.

Durante la recuperación pueden aparecer moretones, sensación de arenilla ocular, dolor leve, hinchazón de los párpados y lagrimeo. En fumadores y personas que retienen líquido la recuperación es más lenta por la mala circulación capilar y la hinchazón palpebral respectivamente.

Con el transcurso de los años,  la piel que está alrededor de los ojos tiende a arrugarse. Los músculos se debilitan y la grasa depositada alrededor de ellos se relaja lo que genera bolsas en los párpados inferiores. Para mejorar su apariencia se realiza una blefaroplastía.

La blefaroplastía es un procedimiento por el cual se extraen estas pequeñas bolsas de grasas, el exceso de piel en los párpados superiores e inferiores, corrigiendo de esta manera la caída de los párpados y las bolsas u ojeras.

Planificación de la Cirugía

Los médicos que realizan este tipo de procedimiento son cirujanos plásticos con un entrenamiento especial en este tipo de operación. No lo puede hacer otro médico no especializado. Él deberá resolver todas tus preguntas y dudas  para que,  de esta manera,  puedas tomar una  decisión óptima.

  1. El médico preguntará acerca de tu estado de salud y problemas visuales.
  2. Eventualmente puede solicitar la evaluación por un médico oftalmólogo.
  3. Después de esta evaluación,  el médico sugerirá la técnica que estime más conveniente para ti.

Procedimiento Quirúrgico

La blefaroplastía es un procedimiento corto que se realiza generalmente en una hora y en forma ambulatoria. Se utiliza anestesia local y sedación, pero en algunas circunstancias el paciente puede solicitar anestesia general.

La incisión usualmente se realiza en el surco natural de los párpados superiores y bajo o por dentro de la línea de las pestañas para los párpados inferiores. A través de ella, se tensa el músculo y se retira la grasa excedente. Luego se extirpan los excesos de piel, y se suturan las incisiones con hilo muy fino.

En aquellas personas en que no es necesario extirpar el exceso de piel del párpado inferior, puede usarse una técnica llamada transconjuntival en la cual la incisión se hace por dentro del párpado. De esta manera, se evita dejar cicatrices por fuera de la piel. Generalmente, esto es posible en pacientes jóvenes que tienen una piel más gruesa y elástica.

Recuperación

24 – 48 horas después En las horas siguientes a la cirugía es probable que puedas sentir los párpados algo tirantes en la medida en que va pasando la anestesia. El frío local ayuda a evitar moretones. Por lo general, no hay una incomodidad significativa.
Medicamentos El dolor leve puede ser fácilmente manejado con el uso de medicamentos.
Tabaquismo NO fumar por más de 2 a 3 meses.
1 -2 semanas Durante los días siguientes de la cirugía puedes presentar lagrimeo, cierto grado de aumento de volumen o hinchazón alrededor de los ojos que se recuperará gradualmente.
Infección En caso de desarrollarse infección local se usa un colirio antibiótico por unos días.
Lagrimeo En caso de desarrollarse infección local se usa un colirio antibiótico por unos días. Puede durar unas semanas.
Intolerancia al sol Al principio puede haber cierto grado de intolerancia visual a la luz solar, el viento y otros factores irritantes, lo que hace recomendable el uso de anteojos para el sol.
Cicatrices El proceso de cicatrización es gradual y las cicatrices pueden mantenerse rosadas por varios meses, aunque sólo tú te darás cuenta, luego irán borrándose lentamente hasta convertirse en una línea fina, prácticamente invisible.
Trabajo La mayoría de los pacientes vuelve a sus actividades habituales dentro de la semana siguiente a la cirugía.
Actividad física Es esencial evitar la actividad física durante la primera semana. El especialista te podrá dar instrucciones específicas para reanudar las actividades.

Durante las dos primeras semanas deberás evitar los esfuerzos físicos, el alcohol, los baños de vapor, los saunas, etc.

Consejos

  • Esta cirugía ocasionalmente deja hinchados los párpados por varios días, no la planees para dos semanas antes de  un evento importante.
  • Asegúrate que la persona que te opere sea un cirujano plástico reconocido por las instituciones científicas correspondientes (ver cómo escoger un Cirujano Plástico)

Riesgos de la blefaroplastía

  • Esta cirugía tiene riesgos comunes a las de otros procedimientos quirúrgicos, tales como:
  • Infección y Hemorragia
    Visión borrosa o doble por pocos días debido a la hinchazón o edema
  • Una leve asimetría en el proceso de cicatrización y recuperación
    Alguna dificultad para cerrar los ojos (luego de la cirugía, pero esto dura pocos días)
  • El Ectoprión, en el que los párpados inferiores no logran cubrir completamente el ojo. (Afortunadamente esto nunca le ha pasado a ninguno de mis pacientes)