Reducción de pechos en hombres

Ginecomastia es el término médico para llamar los pechos «anormalmente» desarrollados en el hombre. En la mayoría de los casos este problema no tiene causa conocida y se presenta habitualmente en niños y adolescentes. Ahora, también puede originarse por el uso de algunos medicamentos en adultos mayores y también, aunque menos frecuentemente,  por algunos problemas médicos.

Los hombres con pechos grandes se ven muy mal y se sienten menoscabados en su masculinidad. Esta deformidad producida por exceso de glándula y grasa altera la autoestima, avergüenza y disminuye la seguridad en si mismo de quien la padece, influyendo drásticamente en sus relaciones interpersonales y en la forma de desarrollarse socialmente. Los pechos prominentes se producen tanto en adolescentes como adultos.

Los portadores de ginecomastia van restringiendo su vida normal, muchas veces es un secreto que no se atreven a conversar siquiera con sus amigos: comienzan por incomodarse ante su pareja, luego dejan de ir a la playa, no usan poleras y se limitan en la vestimenta. Es muy frecuente que los estudiantes se escondan y busquen argumentos para no hacer educación física, evitan la piscina y no se desvisten en un camarín, por temor a ser vistos. Puede ser un complejo que cause una alteración severa de la autoestima.

“Ginecomastia” es el término médico que se utiliza para llamar pechos masculinos excesiva- mente desarrollados. La mayoría de las veces esta condición no tiene causa conocida y se presenta con frecuencia en adolescentes y en hombres mayores 30 años, particularmente si tienen algo de sobrepeso. El aumento de volumen de la glándula mamaria masculina puede estar asociado al uso de algunos medicamentos o problemas médicos (obesidad y algunos transtornos hormonales). Puede presentarse en uno o ambos pechos, causando molestias físicas y psicológicas a quienes la padecen. Puede producir dolor y normalmente es asimétrica. En general, los seguros de salud e Isapres bonifican esta intervención.

Pseudoginecomastia es el término que se aplica cuando el crecimiento mamario está dado prin- cipalmente por grasa, y no por tejido mamario.

Procedimiento quirúrgico

La ginecomastia se resuelve mediante una “Adenectomía Mamaria”, es decir la resección quirúrgica de la glándula. Puede realizarse en pacientes de cualquier edad, habitualmente con una anestesia general suave. El procedimiento dura aproximadamente una hora y se inicia haciendo una incisión a través de la cual se elimina tejido glandular y grasa. Por estas pequeñas incisiones se puede aspirar grasa, así lograr un mejor contorno y forma, evitar depresiones y desniveles que normalmente existen y un resultado estéticamente insatisfactorio. Esto ya no es parte del tratamiento de la ginecomastia, sino del exceso de grasa que frecuentemente presentan.

Los pacientes son hospitalizados por horas o una noche para el manejo de sus molestias en el postoperatorio. A veces es necesario usar un pequeño drenaje para evacuar fluidos, que se retira en los días siguientes.

Recuperación

Las molestias son moderadas y y se tratan con analgésicos orales, se presentan en las primeras 24 horas.

24 – 48 horas después Molestias, inflamación y dolores propios de una intervención. Hasta una semana.

El área se siente más dura que la piel normal. Esto se debe a acumulación de líquido.

Medicamentos Analgésicos orales. Y otros medicamentos recetados por el médico.
7 días después Edema (hinchazón) y equimosis (moretones) que desaparecerán en la semana posterior a la cirugía y que pueden aminorarse mediante el uso de compresión con tela o una faja.
Resultados El aspecto definitivo se comienza a ver algunas semanas después de la intervención.
Trabajo Se puede retomar actividades normales 2 a 3 días después de la cirugía.
Ejercicio Podrá hacer ejercicio fuerte unas 3 a 4 semanas después.

Consejos

  • Evita tomar aspirina una semana antes o después de la operación.
  • No te olvides que todas las personas tienen diferencias de tamaño o aspecto entre ambos pechos.
  • Evita el sol sobre las incisiones usando ropa o protectores solares adecuados (Ver Cuidados de la Piel), por al menos 2 meses después de la cirugía. Esto evitará que las cicatrices se pigmenten.
  • Discute todas tus dudas y temores con tu cirujano antes de operarse. No dudes en preguntar.

Complicaciones

  • En este tipo de procedimientos se está expuesto a los riesgos y complicaciones comunes a toda cirugía (Ver Riesgos y Complicaciones).
  • Cicatrices hipertróficas o queloides.
  • Infección.
  • Hundimiento y desniveles de zona pectoral adyacente a la glándula.
  • Asimetría de ambos pechos (la asimetría es algo que mucha gente tiene y carece de importancia).