Reducción Mamaria

Muchas mujeres pueden tener problemas severos de autoestima y salud por el tamaño de sus pechos. Por este motivo solicitan una reducción mamaria para mejorar su calidad de vida.

Qué es

Además de los problemas sicológicos, tener un busto demasiado prominente genera molestias físicas: dolor en el cuello, irritación de la piel, dolor en la espalda, deformidades de la columna vertebral y problemas respiratorios. Este problema técnicamente se llama Gigantomastia y en niñas, se denomina Gigantomastía virginal.

La operación para reducir el tamaño de los pechos se llama Reducción mamaria o Mamoplastía reductiva. Este es un procedimiento quirúrgico en el cual se remueve la grasa, tejido glandular y piel de la mama, reduciendo su tamaño y peso, dejándola más firme. Además, se puede reducir el tamaño de la areola si es que  se ha agrandado como consecuencia de la lactancia o simplemente porque se considera demasiado grande y genera complejos.

Requisitos para la cirugía

Las complicaciones en cirugía reductiva mamaria son muy raras, pero como en cualquier cirugía existe riesgo de tener alguna complicación.

Existen riesgos y complicaciones comunes a todas las cirugías, así por ejemplo, las hemorragias y las infecciones. Sin embargo, ocasionalmente ocurre que se pierde un poco de sensibilidad en los pezones, lo que es transitorio. Debe recordarse que no siempre se logra corregir completamente las asimetrías existentes.

Otro problema que se presenta a veces, es que si una mujer posee un busto demasiado prominente  antes de la operación, puede que encuentre el resultado poco significativo, o sienta que sus pezones quedaron muy arriba. Por esto es esencial discutir estos puntos antes de operarse.

Otra complicación muy inusual, pero importante, es la infección de la glándula operada, con pérdida de piel e incluso partes de la areola y pezón. Afortunadamente esto es muy raro y tiene tratamiento en caso de ocurrir.

Contraindicaciones médicas

Las complicaciones en cirugía reductiva mamaria son muy raras, pero como en cualquier cirugía existe riesgo de tener alguna complicación.

Existen riesgos y complicaciones comunes a todas las cirugías, así por ejemplo, las hemorragias y las infecciones. Sin embargo, ocasionalmente ocurre que se pierde un poco de sensibilidad en los pezones, lo que es transitorio. Debe recordarse que no siempre se logra corregir completamente las asimetrías existentes.

Otro problema que se presenta a veces, es que si una mujer posee un busto demasiado prominente  antes de la operación, puede que encuentre el resultado poco significativo, o sienta que sus pezones quedaron muy arriba. Por esto es esencial discutir estos puntos antes de operarse.

Otra complicación muy inusual, pero importante, es la infección de la glándula operada, con pérdida de piel e incluso partes de la areola y pezón. Afortunadamente esto es muy raro y tiene tratamiento en caso

Consejos generales

Antes y durante la evaluación médica

Antes de asistir a tu evaluación médica ten en cuenta

  • Verifica tu médico sea cirujano plástico acreditado (Ver: Cómo escoger a su médico)
  • Acude con un acompañante (amiga/o, pareja o familiar)
  • No lleves niños a la consulta
  • Apaga o coloca en silencio tu celular antes de entrar a la consulta
  • No uses maquillaje, si tu evaluación es facial
  • Llega puntual a tu evaluación/ consulta

Historia médica

Sé totalmente honesta/o con tu médico al analizar su historial de salud

  • Retención de líquidos
  • Consumo de drogas, alcohol, medicamentos y tabaco
  • Salud mental
  • Nutrición
  • Operaciones previas
  • Condiciones preexistentes como asma, diabetes, alergias entre otros
  • Dí el número real de cigarrillos que fumas diariamente, si has ingerido medicamentos para el resfrío, antinflamatorios o aspirinas, si tienes herpes u otras infecciones, etc.

Exámenes preoperatorios

Los exámenes básicos para cualquier operación en un adulto son:

  • Hemograma
  • VHS
  • Test de Coagulación
  • Perfil Bioquímico
  • Puede agregarse: Electrocardiograma, Hemoglobina Glicosilada si es requerida
  • En caso de cirugía nasal puede solicitarse una rinomanometría y ocasionalmente un scanner del área nasa
  • En cirugía mamaria una ecotomografía con o sin mamografía son útiles
  • Si se sospecha una hernia abdominal puede solicitarse una ecografía de pared abdominal

Checklist antes de tu cirugía

La semana antes de la operación

  • No se puede tomar aspirinas ya que producen sangramiento.
  • Evite también antioxidantes. Disminuye el cigarrillo e ingesta de alcohol.
  • Aliméntese bien ya que una ingesta adecuada ayuda a la reparación de tejidos y a una rápida cicatrización.
  • Duerme suficiente. Si te corresponde tu período menstrual, pregúntale a la Enfermera si podría interferir con el procedimiento a realizar.
  • Recuerda que durante esos días el organismo femenino tiende a sangrar un poco más y retiene más líquido.
El día antes de la operación

Acude a la consulta de su médico para las últimas instrucciones 

  • Es posible que te tomen fotografías para el antes y después.
  • Si te harás una cirugía facial, no uses maquillaje alguno en esta visita.
  • Es una buena oportunidad para ir acompañada de tu apoyo (amigo/a, pareja o familiar).
  • Escribe cualquier duda en un papel, ya que es seguro que las olvidará cuando esté conversando con tu médico.
  • Averigua bien la dirección del lugar donde se opera, intente dejar arreglado el ingreso, con firma, garantía, etc.
  • Pregunta si la reserva de pabellón y de habitación fue hecha. A qué horas debes llegar.
  • Si tu operación se realiza en la tarde, lo más probable es que puedas tomar un desayuno temprano y muy liviano, para no tener mucha hambre durante la mañana.
  • Si tu médico opera varios pacientes ese día te convendrá que te llamen unas dos horas antes de la operación, y así evitar varias horas esperando en un lugar extraño.
La noche antes de la operación
  • Comida liviana hasta la medianoche.
  • No ingerir nada (ni siquiera líquidos) después de la medianoche.
  • Ducharse con un jabón antiséptico.
  • Descansa y duerme bien, coloca el despertador.
  • Deja listas las cosas que debes llevar como exámenes, útiles de aseo, etc.
El día de la operación
  • Ducha con jabón antiséptico.
  • Ayuno completo. No ingieras nada, ni siquiera líquidos.
  • Si tomas medicamentos en la mañana, debes preguntarle a tu doctor si puedes tomarlos o no.
  • Evita conducir, conversa con alguien que te pueda llevar o contrate un taxi/uber con mucha anticipación.
  • No lleves accesorios como relojes, anillos, aros, etc.
  • Usa ropa liviana y cómoda.
  • Si usas lentes de contacto, no los uses ese día.
  • Al llegar al pabellón, pide ver a tu médico y conversar con él antes de la operación.
  • Aprovecha para preguntar cualquier cosa que no te quede clara.
  • Deja el nombre y número de teléfono de un familiar (cónyuge, pareja) para mantenerlo informado acerca de tu recuperación luego de la operación.
¿Qué debo llevar el día de la operación?
  • Historial médico, exámenes médicos solicitados previamente.
  • Medicamentos que consumas habitualmente.
  • Documentos de identificación (RUN).
  • Útiles de aseo como cepillo de dientes, pasta de dientes, etc.
  • Pijama, ropa liviana y cómoda.
  • Teléfono con carga completa y un cargador de pared.

Recuperación y resultados

24 – 48 horas después

Molestias, inflamación y dolores propios de una intervención.

Medicamentos

Analgésicos y antiinflamatorios para el dolor. Y otros medicamentos recetados por el médico.

5 a 10 días después

Aumento del volumen y moretones mejorarán. Retiro de puntos.

3-5 semanas

Uso de faja que ayuda a comprimir y evitar la hinchazón excesiva.

Resultados

El aspecto definitivo de las mamas se verá en unos 4 a 6 meses después de la cirugía.

Trabajo

Podrás volver al trabajo a la semana de realizado el procedimiento.

Tabaquismo

NO fumar por más de 2 a 3 meses.

Ejercicio

Evitar hacer ejercicios por las siguientes 4 semanas luego de la cirugía.

Si tienes más dudas o quieres agendar tu evaluación ¡Escríbame!