Rinoplastía

La rinoplastía es la cirugía que corrige los problemas estéticos de la nariz, malformaciones, desviaciones y secuelas de traumatismos. El procedimiento incluye el modelado de los cartílagos de la nariz, raspado óseo e incluso la fractura incompleta de los huesos propios de la nariz. Suele ser una cirugía de carácter ambulatorio cuya recuperación presenta escasas complicaciones.

Qué es

La rinoplastía es una intervención capaz de mejorar significativamente la autoestima del paciente. Se practica en forma ambulatoria o se indica al paciente una noche de hospitalización para controlar molestias del postoperatorio inmediato. Es una técnica especializada que sólo deben llevar a cabo cirujanos plásticos entrenados y con experiencia en la técnica.

Durante la operación el cirujano modela los cartílagos de la nariz, practica el raspado del hueso del dorso nasal y si es necesario fractura de manera incompleta los huesos propios de la nariz. La incisión en la piel es mínima y las cicatrices se atenúan en algunos meses. En casos de punta de la nariz caída o poco definida puede ser necesario el injerto de cartílago u otro material que de firmeza y proyección a la punta nasal.

Requisitos para la cirugía

Contenido del desplegable va aquí

Contraindicaciones médicas

Además de los riesgos inherentes a toda cirugía, existen algunos que son propios de este procedimiento y que debes conocer, comprender y aceptar. Es importante recalcar que ante cualquier duda, debes acudir a tu médico tratante y pedir que las aclare lo más adecuadamente posible.

Sinusitis e Infecciones

Esto es una infección de los senos paranasales que raramente ocurre debido a la inflamación de la membrana nasal producto de la cirugía. Una vez identificada y diagnosticada se trata por medio de antibióticos y algunos medicamentos destinados a disminuir el edema de la mucosa. Es muy raro.

Sangrado

Estos son muy frecuentes en los primeros días y semanas después de la operación y son leves. Debe ponerse la cabeza hacia atrás hasta que se detenga. En caso de un sangramiento masivo debe acudir al Servicio de Urgencia más cercano.

Obstrucción nasal

Puede ocurrir debido al movimiento de los huesos hacia adentro. Esto es inusual debido que la gran mayoría del flujo de aire que entra por la nariz pasa por el piso de la nariz, alejado de los huesos nasales. Es raro que suceda aunque es posible.

Aspecto indeseado

En un 10 % de los casos, el efecto estético no es exactamente el deseado. En estos casos, se debe esperar al menos seis meses hasta que la hinchazón desaparezca y puede ser necesario una reoperación y revisión de la cirugía. Esto se debe a que la nariz puede cambiar de forma y esto no se puede predecir. Debes comprender que existe esta posibilidad antes de someterte a una cirugía de nariz.

Fibrosis de la punta

Esta es una cicatrización excesiva que rara vez se produce en pacientes operados de la nariz. Inicialmente un resultado satisfactorio inicial es seguido en las semanas siguientes por un empeoramiento, con desarrollo de una punta bulbosa, poco definida o abultada. Su tratamiento consiste en una inyección de dosis muy bajas de corticoides en forma local. Excepcionalmente podrás requerir cirugía de revisión. La aparición de esta fibrosis de la punta se debe a una cicatrización excesiva, una especie de cicatriz  de los tejidos profundos, y se relaciona más con características genéticas del paciente que con una determinada técnica de operación.

Consejos generales

Antes y durante la evaluación médica

Antes de asistir a tu evaluación médica ten en cuenta

  • Verifica tu médico sea cirujano plástico acreditado (Ver: Cómo escoger a su médico)
  • Acude con un acompañante (amiga/o, pareja o familiar)
  • No lleves niños a la consulta
  • Apaga o coloca en silencio tu celular antes de entrar a la consulta
  • No uses maquillaje, si tu evaluación es facial
  • Llega puntual a tu evaluación/ consulta

Historia médica

Sé totalmente honesta/o con tu médico al analizar su historial de salud

  • Retención de líquidos
  • Consumo de drogas, alcohol, medicamentos y tabaco
  • Salud mental
  • Nutrición
  • Operaciones previas
  • Condiciones preexistentes como asma, diabetes, alergias entre otros
  • Dí el número real de cigarrillos que fumas diariamente, si has ingerido medicamentos para el resfrío, antinflamatorios o aspirinas, si tienes herpes u otras infecciones, etc.

Exámenes preoperatorios

Los exámenes básicos para cualquier operación en un adulto son:

  • Hemograma
  • VHS
  • Test de Coagulación
  • Perfil Bioquímico
  • Puede agregarse: Electrocardiograma, Hemoglobina Glicosilada si es requerida
  • En caso de cirugía nasal puede solicitarse una rinomanometría y ocasionalmente un scanner del área nasa
  • En cirugía mamaria una ecotomografía con o sin mamografía son útiles
  • Si se sospecha una hernia abdominal puede solicitarse una ecografía de pared abdominal

Checklist antes de tu cirugía

La semana antes de la operación

  • No se puede tomar aspirinas ya que producen sangramiento.
  • Evite también antioxidantes. Disminuye el cigarrillo e ingesta de alcohol.
  • Aliméntese bien ya que una ingesta adecuada ayuda a la reparación de tejidos y a una rápida cicatrización.
  • Duerme suficiente. Si te corresponde tu período menstrual, pregúntale a la Enfermera si podría interferir con el procedimiento a realizar.
  • Recuerda que durante esos días el organismo femenino tiende a sangrar un poco más y retiene más líquido.
El día antes de la operación

Acude a la consulta de su médico para las últimas instrucciones 

  • Es posible que te tomen fotografías para el antes y después.
  • Si te harás una cirugía facial, no uses maquillaje alguno en esta visita.
  • Es una buena oportunidad para ir acompañada de tu apoyo (amigo/a, pareja o familiar).
  • Escribe cualquier duda en un papel, ya que es seguro que las olvidará cuando esté conversando con tu médico.
  • Averigua bien la dirección del lugar donde se opera, intente dejar arreglado el ingreso, con firma, garantía, etc.
  • Pregunta si la reserva de pabellón y de habitación fue hecha. A qué horas debes llegar.
  • Si tu operación se realiza en la tarde, lo más probable es que puedas tomar un desayuno temprano y muy liviano, para no tener mucha hambre durante la mañana.
  • Si tu médico opera varios pacientes ese día te convendrá que te llamen unas dos horas antes de la operación, y así evitar varias horas esperando en un lugar extraño.
La noche antes de la operación
  • Comida liviana hasta la medianoche.
  • No ingerir nada (ni siquiera líquidos) después de la medianoche.
  • Ducharse con un jabón antiséptico.
  • Descansa y duerme bien, coloca el despertador.
  • Deja listas las cosas que debes llevar como exámenes, útiles de aseo, etc.
El día de la operación
  • Ducha con jabón antiséptico.
  • Ayuno completo. No ingieras nada, ni siquiera líquidos.
  • Si tomas medicamentos en la mañana, debes preguntarle a tu doctor si puedes tomarlos o no.
  • Evita conducir, conversa con alguien que te pueda llevar o contrate un taxi/uber con mucha anticipación.
  • No lleves accesorios como relojes, anillos, aros, etc.
  • Usa ropa liviana y cómoda.
  • Si usas lentes de contacto, no los uses ese día.
  • Al llegar al pabellón, pide ver a tu médico y conversar con él antes de la operación.
  • Aprovecha para preguntar cualquier cosa que no te quede clara.
  • Deja el nombre y número de teléfono de un familiar (cónyuge, pareja) para mantenerlo informado acerca de tu recuperación luego de la operación.
¿Qué debo llevar el día de la operación?
  • Historial médico, exámenes médicos solicitados previamente.
  • Medicamentos que consumas habitualmente.
  • Documentos de identificación (RUN).
  • Útiles de aseo como cepillo de dientes, pasta de dientes, etc.
  • Pijama, ropa liviana y cómoda.
  • Teléfono con carga completa y un cargador de pared.

Recuperación y resultados

24 – 48 horas después

Dolor tolerable. Congestión nasal (como en un resfrío severo).

Medicamentos

Usar analgésicos orales por algunos días. Y otros medicamentos recetados por el médico.

Hematomas

Moretones (equimosis) visibles sobre la nariz y cerca de los ojos, por al menos unos días.

Tapones intranasales

Sólo se usan cuando se remodela el septo o tabique y los cornetes para mejorar el flujo de aire. Se retiran a los pocos días y se aconseja algún analgésico dos horas antes de ir a sacárselos.

4 a 7 días después

Retiro de los vendajes de tela (Micropore) que se usan. No es necesario retirar los puntos desde dentro de las fosas nasales, debido a que el organismo los absorbe por sí sólo. Ocasionalmente se usa yeso.

2 – 3 semanas

Usar humidificador y spray nasal con suero para mantener los conductos húmedos y más cómodos. Aumento de volumen de la nariz y de la región próxima a ella. Esta inflamación puede prolongarse por semanas y el tiempo puede ser menor si se duerme con la cabeza en alto. Probable que se presente un adormecimiento de la punta de la nariz y un olfato disminuido que puede durar varios días e incluso semanas.

Cicatriz

La cirugía nasal deja cicatrices externas apenas visibles, que luego de algunas semanas se van atenuando, debido a que la cirugía se realiza a través de pequeñas incisiones localizadas en puntos estratégicos de la nariz. Además ocasionalmente se realizan dos punciones de unos 2 mm en la parte alta de los lados de la nariz para modelar el hueso nasal. Al cabo de pocos días parecen una pequeña «espinilla» y va atenuándose con el pasar del tiempo.

Resultados

Resultados óptimos luego de 6 meses.

Si tienes más dudas o quieres agendar tu evaluación ¡Escríbame!