Entradas

Descuentos en cirugía plástica en países vecinos, ¿vale la pena?

Probablemente no. Además no se lo aconsejaría por las siguientes razones:

Si usted vive en ese país, tiene el tiempo y tranquilidad para «verificar razonablemente» los estándares de acreditación del médico, del hospital donde se va a operar, del equipo médico, y seguramente confía también en la institución que los acreditó, pero además tiene que pasar las primeras semanas del postoperatorio en esa ciudad, entonces no es operarse en el extranjero, es operarse donde usted vive o pasa un período de tiempo. Si lo analiza bien, la respuesta no es fácil.

Típicamente las pacientes que se operan en países vecinos entran en dos categorías:

La primeras se encuentran de vacaciones, ven un atractivo aviso local, al que acuden donde se encuentran con una secretaria encantadora, quien gentilmente les hace un espacio, el médico las ve, y de inmediato salen convencidas que por un precio que parece muy reducido, las operan al día siguiente, haciendo un esfuerzo por “meterlas entremedio”. Nunca verificaron si los diplomas que cuelgan de las paredes significan algo, o si el médico era especialista, o si les darían anestesia general o local, ni tampoco si el precio era realmente más barato. Después de la cirugía y algunas horas son dadas de alta al hotel y dos días más tarde se encuentran volando de regreso, donde recién comienzan a analizar lo que hicieron.

El segundo grupo de pacientes, más analíticas, habitualmente son embaucadas por una mujer que hace de coordinadora de viajes, avisos de internet o incluso un médico extranjero aquí y llevadas a operarse en otro país, por lo que tienen un poco más de tiempo para pensar, pero tampoco averiguan mucho. Muchos de estas pacientes son operadas por no especialistas en pobres condiciones y algunos de ellos, luego de su regreso, terminan operándose dos o tres veces más para arreglar las complicaciones. El costo resulta mucho mayor lo que hubiese sido operarse con uno de los 10 mejores cirujanos acreditados en el país, pero con peores resultados, ya que se trata de arreglar o que ya quedó mal.

Por supuesto que existen quienes tienen buenos resultados, o se informan, eligen un especialista acreditado, y obtienen un excelente final, pero esas pacientes no nos consultan a los cirujanos chilenos para arreglar los problemas y complicaciones posteriores ni escuchamos de ellas en los medios, por lo que no sabemos mucho de ellas.

Usted puede encontrar más información relacionada con este y otros temas en mi libro “La Cirugía Plástica y Usted” (dónde adquirir)

10 preguntas frecuentes sobre Liposucción

Hace unas semanas los invité a través de mis redes sociales a enviarme todas sus dudas sobre Liposucción, y así entregarles la información necesaria para que tomen una decisión consciente. Quiero agradecer a quienes se dieron el tiempo de escribirme, realmente estoy muy feliz con el recibimiento y la motivación que tuvo la propuesta.

Basándome en sus comentarios y mensajes he realizado un listado de 10 preguntas frecuentes con sus respectivas respuestas: 

1. ¿Se puede reducir la celulitis con la Liposucción?

Sí, se puede mejorar la apariencia de la piel de naranja o celulitis. Por lo tanto, la Liposucción podría reducirla hasta en un 80%, pero no la hará desaparecer por completo. 

2. ¿Se puede operar si la tiroides no está controlada?

No, en ningún caso. Es sumamente importante que la función tiroidea esté controlada para poder realizarse una cirugía. Por este motivo, en la primera consulta siempre pido exámenes de tiroides para conocer el estado de la glándula. En caso de que un resultado esté alterado se derivará a un endocrinólogo para su manejo. Cuando ya esté regulada con o sin medicamentos, el paciente podrá operarse. 

3. ¿Cuánto tiempo debo esperar para una Liposucción después de una cesárea?

Como mínimo deben esperar 6 meses para optar a una nueva cirugía. En el caso de la liposucción, es importante lograr la pérdida del peso ganado durante el embarazo antes de realizar la cirugía.

4. ¿La piel queda flácida después de la operación?

Esto es diferente en cada paciente, depende de varios factores tales como: edad, genética, estado de la piel, hábitos alimenticios, cantidad de embarazos y el tipo de liposucción que decida el paciente. 

5. ¿Es muy doloroso el post operatorio?

Sí, duele los primeros 5 a 7 días, sin embargo, es un dolor tolerable y se indican suficientes analgésicos para llevarlo lo mejor posible.

6. ¿Me puedo operar si tengo diabetes?

Si puede, pero debe estar controlada y en muchos casos, pido un pase del diabetólogo para proceder con la cirugía. 

7. ¿Cuáles son los tipos de Liposucción y sus ventajas?

Existen dos grandes tipos de Liposucción: Convencional y Vaser. En la primera, sólo se extrae la grasa localizada a través de la lipoaspiración. Por otro lado, en la segunda, se evita la flacidez posterior al procedimiento en casi un 40% y se recomienda para personas que han perdido mucho peso o tengan la piel muy suelta. Sin embargo, ambas son igualmente efectivas, desde el punto de vista de la eliminación de la grasa. 

8. ¿Cuánto tiempo dura la recuperación?

La recuperación demora aproximadamente 15 días. 

9. ¿Cuál es la diferencia entre Liposucción y Lipoescultura?

Ambos son sinónimos para el mismo procedimiento quirúrgico, eficaz para remodelar el cuerpo a través de la extracción de grasa localizada. 

10. ¿Cuándo se ven los resultados?

La mayoría de los pacientes evoluciona en períodos largos que pueden durar muchos meses, pero depende netamente de cada persona y su velocidad de evolución, capacidad de eliminación de líquido, si desarrollan hematomas o fibrosis. La mayor parte del cambio empieza a ser notorio desde el tercer mes aproximadamente. 


Espero que ahora se encuentren más informados sobre lo que conlleva una Liposucción. En el caso que desee conocer más sobre este procedimiento, puede hacer clic aquí.

Les recuerdo que siempre estoy disponible para responder sus dudas, mediante mis redes sociales; Facebook, Instagram, YouTube o Twitter.

Recuerden agendar una hora de evaluación completando el formulario acá.

¡Que tengan una buena semana!

Dr. Pedro Vidal GH
Cirujano Plástico y Reconstructivo 

Stephen Hawking y La Alimentación: Comemos Mucho y Nos Movemos Poco

El científico Stephen Hawking dejó de analizar y estudiar el universo para centrarse un poco en la cotidianidad humana, el físico manifestó su preocupación por cómo la obesidad se ha convertido en la cuarta causa de muerte de personas alrededor del mundo, “comemos mucho y nos movemos poco” comentó.

Hawking describe la obesidad como “uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI”, y para combatirla comenta que “no se trata de ciencia de cohetes”, por lo que recomienda realizar más actividad física, al menos 30 minutos diarios para adultos y 60 para niños.

RINOPLASTÍA: UNA CIRUGÍA DE ALTA DEMANDA

La cirugía de nariz o rinoplastía es uno de los procedimientos más frecuentes realizados por los cirujanos plásticos Clínica La Parva. Este procedimiento quirúrgico  puede cambiar la forma, tamaño y apariencia de la nariz por medio de la modelación de cartílagos y hueso bajo la piel. También es factible definir mejor la punta nasal, así como eliminar algunas irregularidades en el dorso de la nariz.

Este procedimiento se realiza con anestesia local o general y habitualmente demora alrededor de una hora. En la cirugía tradicional o clásica, el procedimiento se lleva a cabo a través de unos pequeños cortes localizados en la nariz. Ocasionalmente, hay dos zonas de punción de unos dos mm. en la parte alta de la nariz, para tratar parte del hueso nasal, pero estos no dejan marcas de importancia.

Si el paciente desea disminuir el ancho de las alas nasales puede realizarse con una incisión externa que prácticamente no deja huellas. En muchos casos, la incisión por medio de la cual se trabaja es transversal en la base de la nariz y cerca del labio. Esta cirugía se llama Rinoplastía Abierta.

Te invitamos a conocer más detalles de este interesante procedimiento quirúrgico en el relato de nuestra paciente Valeria Valdés.

rinoplastia

CIRUGÍA DE CUERPO Y ALMA VUELVE A LA TELEVISIÓN

El recordado “Cirugía de Cuerpo y Alma” está de vuelta. El pasado martes 25 de mayo fue transmitido el primer capítulo de la temporada 2016 del programa conducido por el Doctor Pedro Vidal, el que busca acercar la temática de la cirugía plástica a regiones y por esta razón es transmitido por las pantallas de Canal 2 de Temuco, cada martes a las 22:00 horas.

La serie consta de seis capítulos con dos historias por cada emisión, el cirujano plástico de Clínica La Parva, resolverá casos con pacientes de todo el país que buscan mejorar o corregir sus rostros o cuerpo. El primero de esta temporada muestra la historia de una mujer que cambia su vida con una abdominoplastía y un taxista que intenta corregir su nariz tras haberse sometido a una fallida rinoplastía en el extranjero.

Mira el primer capítulo de Cirugía de cuerpo y Alma 2016  en su canal de Youtube.

 

Dr. Pedro Vidal y Google Glass

No deje de ver el interesante artículo de la revista «Informática y Medicina» sobre el uso de las nuevas tecnologías aplicadas en el pabellón a la hora de las intervenciones.
 

Liderazgo e Innovación. Lo que viene en Cirugía Plástica

Ni milagros ni nuevas técnicas, la gran novedad es el modelo de atención que permite aumentar la seguridad de los pacientes, a menor costo y con las facilidades para acceder a la solución de sus necesidades con el máximo rigor clínico, el método SAFE.

Un 8 de diciembre de 1863 se produjo el gran incendio de la Iglesia de la Compañía en Santiago, con más de dos mil víctimas y centenas de heridos. El fuerte impacto que afectó casi a la décima parte de las familias capitalinas de la época, tuvo como efecto directo la creación del Cuerpo de Bomberos de Chile y un gran impulso para la definición de la Cirugía Plástica como especialidad médica. En los 150 años transcurridos desde entonces, se han consensuado las normativas y condiciones que convierten a un médico un auténtico Cirujano Plástico y Reconstructivo.

Chile cuenta hoy con una especialidad certificada que requiere haber cursado 7 años en una escuela de medicina acreditada, luego 3 años de Cirugía General y finalmente otros 3 años de especialidad en Cirugía Plástica y Reconstructiva. Un total mínimo de 13 años para dotar a un profesional de lo necesario para realizar las operaciones que mejoren la estética, el aspecto o las condiciones de un paciente, sin considerar la experiencia posterior que sólo se adquiere con muchos años y miles de casos operados. No existe otra especialidad dedicada a esta materia que cuente con respaldo científico, regulación y la acreditación que los pacientes requieren.

Un estudio de la International Society of Aesthetic Plastic Surgery señala que en USA se realizan 15 millones de procedimientos cada año. Una cifra similar se hace en América Latina. En nuestro país no existen estadísticas específicas, pero solo la modalidad de libre elección de Fonasa realiza más de 3 mil operaciones cada año, que deben representar la quinta parte del total realizado en el sector privado, lo que da unas 15.000.

La principal condición para el aumento de estas atenciones es la baja sostenida en los costos, la seguridad y consistencia de resultados de excelencia, que hoy permiten acceder a ella a distintos sectores de la población, con facilidades de pago; estadías hospitalarias mínimas y altos niveles de seguridad asistencial. Respecto de estos temas comenta el Dr. Pedro Vidal, fundador de la cátedra de especialidad en la Universidad Católica, ex Presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica y con un completo entrenamiento en Londres, donde ejerció por una década.

¿ Doctor, cómo han impactado estos tres aspectos en su actividad aranceles, facilidades y seguridad?

«Son tres los elementos estructurales -señala el facultativo quien considera que lo más importante es la seguridad y calidad de la atención- en la actualidad la duración de la operación es mucho más corta, las anestesias más simples y existen al menos unos 110 cirujanos plásticos certificados y calificados totalmente en Chile para realizar estas operaciones con rigor técnico y condiciones óptimas. Ese es el primer factor de cambio. Yo hago unas mil operaciones cada año. Cada paciente se realiza dos o más cirugías en un mismo acto quirúrgico, un ejemplo típico es la combinación de abdominoplastía y aumento mamario. Esa experiencia, que son las horas de vuelo, otorgan mayores niveles de seguridad». 

¿ Pero también han bajado los aranceles y aumentado las facilidades ?

«Se trata de una cadena virtuosa de elementos. La mejora en las condiciones operatorias permiten bajar los costos para los pacientes y al atender una mayor cantidad de personas, también deben bajar los aranceles médicos, sin transar los estándares y la actualización permanente de los profesionales. Todo esto implica que las operaciones son más cortas, mucho más eficientes, con menos tiempo de hospitalización y mayor seguridad se traduce en valores más accesibles para las personas. Eso indudablemente considera organización y nuevamente experiencia comprobada, de parte de médicos y de las mismas clínicas que necesitan un largo rodaje en esta materia para dar garantías a los pacientes.»

Finalmente doctor están los elementos facilitadores ¿qué hay de nuevo en esto ?

«Qué bueno que tocas el tema, porque es un aspecto interesante. Las posibilidades se han ampliado en muchas áreas: por supuesto están las facilidades de financiamiento, que sumada a mejores valores convierten a la cirugía plástica en una posibilidad para cualquier persona que trabaja mediante los mismos mecanismos que se usan para cualquier otro gasto. Pero hay otros elementos: está la comunicación con los pacientes por vía electrónica; la telemedicina en algunas áreas; las facilidades de transporte para pacientes de zonas alejadas y de logística, para coordinar sus horarios, operaciones, traslados e incluso evaluaciones en sus regiones de origen.»

¿Qué quiere decir esto doctor, respecto de la comunicación y las zonas alejadas ?

«Bueno, si hoy el mundo es una aldea, entonces nuestro país es una manzana. Cualquier grupo de personas, en una empresa, comunidad o relación de afinidad puede organizar electrónicamente la logística para una evaluación médica en la zona que se encuentre. Cualquier persona puede indagar respecto de sus dudas e inquietudes a través de la red. Y comunicarse con su médico para orientarse. El paciente debe informarse de todo, cuál es la operación que debe hacerse para cumplir sus objetivos, la experiencia del médico y su equipo, qué institución lo acredita, el historial de la clínica donde se realiza la intervención.

Eso es un concepto que he estado trabajando académicamente durante años, y lo denomino «SAFE», que es una forma fácil de recordar «Seguridad + Acceso + Facilitadores = Excelencia». Creo que este es el nuevo camino en Cirugía Plástica, donde cualquier persona que tenga un trabajo estable puede encontrar una respuesta y una solución a su necesidad.»

¿ Y doctor en qué consiste este concepto «SAFE», es algo distinto para los pacientes ?

¿ Por qué le parece importante ?

En lo esencial la forma de hacer cirugía cambia muy poco con los años. Hay técnicas quirúrgicas que tienen 50 o 100 años. Lo que cambia es la experiencia, los recursos, la tecnología de apoyo,  los modelos de atención y de gestión. En eso estamos trabajando, para maximizar la tendencia: Máxima seguridad del paciente; mejores condiciones de acceso; múltiples facilidades en financiamiento y logística. Estamos seguros que eso permite excelencia en la atención y los resultados. Por eso creamos SAFE y esperamos que los pacientes reconozcan los pequeños detalles en que se manifestará, porque es un reconocimiento a la confianza y una forma de progresar con ellos. – destaca el profesional que ha liderado más de 15 mil cirugías desde su regreso a Chile hace 18 años.

«SAFE es un nuevo concepto, y a la vez una forma de recordar permanentemente cuales son los elementos esenciales de nuestro quehacer. También una manera de decirle a los pacientes donde nos focalizamos y nuestras prioridades. Tal vez lo he hecho siempre, pero me resulta natural y  merecido por mis pacientes, el poder declararlo sin eufemismos:

Primero tu seguridad, luego las posibilidades de acceso; después facilitar el contexto y finalmente tener un resultado de excelencia. No es diferente a lo que he realizado toda la vida. Pero hoy los pacientes requieren niveles mayores de compromiso y me parece necesario nominarlo.

logo safe_ chico

SAFE es un programa nuevo, un modelo de atención con conceptos de siempre construido en base a experiencia y liderazgo, pensado para ayudar al público a hacer las cosas bien.»

Un evento fortuito que impactó a la sociedad chilena hace 150 años permitió el avance definitivo de esta especialidad. Un siglo después llegó a convertirse en un privilegio. En la década de los 70 sólo se focalizaba en accidentados severos y quemados en el ámbito de la reconstrucción, en artistas y modelos, en el área estética. Sin embargo las condiciones de desarrollo de los recursos clínicos, la formación internacional de profesionales como el Dr. Vidal y muchos de los cirujanos acreditados y certificados por CONACEM*, la tecnología y la posibilidad de incrementar el volumen de pacientes, ha cambiado la tendencia. Hoy se puede operar con seguridad y calidad, quien no lo habría imaginado.

Iniciativas como SAFE, nacen para convertir esta posibilidad en una realidad bajo manos expertas. La mayor virtud de este programa es la experiencia y acreditación de su creador, el Dr. Pedro Vidal, quien señala al término de esta conversación – «esta es la oportunidad de volcar toda la experiencia que he logrado como cirujano, académico, comunicador y divulgador de la Cirugía Plástica, en una forma concreta que permita a más y más personas recuperar la armonía entre quiénes son, cómo se sienten y su aspecto. En esta etapa profesional puedo hacerlo. igual como un día puse la cirugía plástica en televisión y como un día inicié la beca de especialidad en la Universidad Católica. Igual como dirigí a mis colegas en la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica. Hoy trabajamos por SAFE y para las personas: SEGURIDAD – ACCESO – FACILIDAD = EXCELENCIA